No nos engañemos, hay motivos más que de sobra por los que acercarse a disfrutar del Bilbao BBK Live.  El atractivo principal es un cartel formado por más de un centenar de bandas de nivel indiscutible: The Killers, Depeche Mode, Primal Scream, Two Door Cinema Club… Pero si eso aún no fuese reclamo suficiente, el festival se celebra en plena naturaleza y a pocos minutos del centro un Bilbao, una de las mecas del picoteo.

No es necesario ponerse la txapela a medio lado, pero te vamos a dar unas cuantas pautas para disfrutar de una mañana de pintxos como un auténtico bilbaino. Echa mano de la kuadrilla y que ninguno se quede remoloneando por haberlo dado todo con el D.A.N.C.E de Justice.

Cuando se va de poteo (de bar en bar) es habitual poner un bote para ir pagando las rondas en los diferentes bares. Un txakoli, nuestro vino blanco por excelencia; o un kalimotxo. Bebe lo que más te apetezca, pero nunca pidas un ‘corto’ y unas ‘tapas’ si no quieres caer fulminado por las miradas. A esa cañita de cerveza le llamamos ‘zurito’ y son los ‘pintxos’ el motivo de la siguiente ruta.

Algunos populares y otros más sofisticados. Suelta un ¡Aupa! al camarero y lánzate a esos 10 pintxos por los que bajar de Kobetamendi:

  1. La Gilda del bar Negresco (Plaza Nueva 10, Casco Viejo) Algo tan sencillo como ensartar en un palillo tres ingredientes: una antxoa, unas aceitunas y unas piparras (guindillas). Dicen que el nombre de este pintxo viene del personaje que interpretó Rita Hayworth en la película Gilda (1946). No se sabe muy bien si por las curvas de la actriz o por ser “salada, verde y un poco picante”. En cualquier caso lo que está claro es que este pintxo es todo un clásico en Bilbao.

negresco

  1. Sopita de Idiazabal en el Gure Toki (Plaza Nueva 12, Casco Viejo) Una de las mejores barras de pintxos de la villa, sin discusión. Te será complicado elegir sólo uno, te recomendamos esta crema templada de queso Idiazabal semiahumado, hongos salteados, patatas fritas rotas y flores. Rompe su huevo de codorniz y mézclalo para saborear toda su intensidad. Tan sofisticado y elegante como Brandon Flowers al frente de The Killers.

gure toki

  1. Txorizo al infierno del bar Bacaicoa (Plaza Unamuno 2, Casco Viejo) No puedes dejar de probar su Txorizo al Infierno (txori para los amigos) que asarán al fuego en una cazuelita de barro con alcohol y ron. Su sabor te va a aporrear el paladar como la batería de los Royal Blood. Destacables también sus Setas al Purgatorio y Champiñón a la Gloria. Para beber prueba sus vinos de propia cosecha.

bacaicoa

  1. El bacalao del bar Fermín (Iturribide 6, Casco Viejo) Unpintxo de bacalao en aceite  es una auténtica delicia; un bacalao de textura tan suave como los temas de Fleet Foxes, aromatizado con aceite y una pizca de alegría riojana que consiguen un armonía tan perfecta como el ‘White Winter Hymnal’ de los de Seattle.

fermin

  1. Mejillón relleno del Baste (María Muñoz 6, Casco Viejo) Al grito de mojorrontxo podrás disfrutar de un pintxo que sólo encontrarás en este bar. Una vez al vapor se prepara el relleno: mucha cebolla picada y rehogada, el molusco troceado, tomate frito, pimentón dulce y picante. Rellenan la cáscara y cubren con bechamel. Se empanan y se fríen. Los van sacando de la cocina cada poco tiempo y ¡vuelan! Seguro que les encantarían a los franceses Phoenix, que por allí son muy de moules.

baste

  1. Antxoa de la Taberna Basaras (Pelota 2, Casco Viejo) Un miembro más de esta resistencia alejada de moderneces. Su producto estrella, la antxoa. Bea las prepara a mano después de comprarlas al salazón en Santoña. Limpia sus espinas, las recorta y pone en aceite. Un curro bien majo, pero… ¡ay ama! ¡cómo merece la pena! ¡qué sabor!  Te las servirán en una rebanada de pan y una fina tira de alegría riojana.

basaras

  1. El grillo y el bilbainito del bar Saltsagorri (calle La Merced, Casco Viejo) Tan de Bilbao como el rock electrónico de Empty Files. En este pequeño bar puedes conseguir un ‘supercombo’ de pintxos clásicos porque los tienes todos juntos: los bilbainitos (huevo cocido, gamba y mayonesa) y los grillos (lechuga, patata cocida y cebolla morada). Si de tu boca sale un “Desde Santurce a Bilbao…” no te extrañes. De visitarlo en fin de semana tendréis opción de elegir marisco: unas quisquillas, nécoras, caracolillos y ostras… otra liga.

saltsagorri

  1. Pintxo moruno del Café Iruña (Colón de Larreategui 13, Abando) o en el Mellila y Fez (Iturribide 7, Casco Viejo). Más característico de otras latitudes puede dar la impresión de que estos olores y sabores especiados no corresponden. Os equivocáis, los pintxos morunos se han ganado a pulso formar parte de esta lista tras más de 50 años sirviendo estas brochetas de cordero desde sus hornillos. Baby it’s on fire que dirían Die Antwoord.

pincho moruno

  1. Txangurro gratinado en El Globo (Diputación 8, Abando) Tiene un ejército de seguidores fieles y eso dice mucho de este pintxo. Una rebanada de pan sustenta la carne desmenuzada del centollo y su gratinado, se sirve caliente. Su melosidad creará unas cuantas Explosions In The Sky y también en tu boca. Ninguna ruta de pintxos en Bilbao está completa sin el txangurro gratinado.

el globo 1

  1. La Viña del Ensanche (Diputación 10, Abando) Muchos años antes de que Brian Wilson compusiese el Pet Sounds, los bilbaínos ya se sentaban este mobiliario que aún conserva. Además de sus productos ibéricos destacamos su minisartén de huevo, foie, hongos y puré de patata. Te llevarás un gran recuerdo si además lo combinas con un par de txakolis fresquitos.

la viña del ensanche

Después de estos diez pintxazos deberías haber calmado tu insaciable apetito, si no es así únete a los Depeche Mode cuando canten eso de Just I can’t get enough. Esperamos que disfrutes de esta ruta que ha preparado myfest, pero aún más de todos los conciertos que se vienen por delante. Agur eta eskerrik asko!

Fotos y texto: Alma Botxera.