Arrrrgh bucaneros!! Os apuntáis al festival más pirata de todos?

En esta ocasión os presentamos un festivalazo de esos que dan gusto de disfrutar en verano. Son ya 3 ediciones las que cumple el Pirata Rock, aunado música Rock, Rap, Mestizaje y Fusión durante 3 días en la ciudad de Gandia (Valencia).


El festival Pirata Rock se ha demarcado como uno de los más potentes de la costa mediterránea

No os equivoquéis con el emplazamiento, si bien la ciudad es conocida por ser meca de peregrinación para multitud de jóvenes en busca de fiesta a un precio razonable y en la que se dan cita anualmente muchos cotilleos del mundo del famoseo; el Pirata Rock se mantiene fijo y afincado en la parte antigua de la ciudad, la realmente autentica y alejada del entorno más turístico y artificial que posee la parte contigua al mar.

A lo largo de su corta pero prometedora historia, el festival ha cosechado un prestigio y éxito remarcable. A cada año, un nuevo escenario se ha sumado a la fiesta pirata, y este año tiene pinta de que seguirá batiendo records de asistencia. Lo cierto es, que el festival mantiene como seña de identidad un mimo y cariño especial tanto a asistentes como artistas y, en comparación con su competencia ofrece gran calidad  a buen precio. En definitiva, un festi para todos los bolsillos del que saldréis muy satisfechos. Palabra.

Comenzando en 2017 y con un presupuesto escueto, el Pirata Rock recibió a más de 27.000 asistentes que disfrutaron de los directos de Rayden, La Pegatina, Macaco, Green Valley o Fuel Fandango; grandes nombres que contentaron tanto al público como a su organización. Se remarcaba en los peridicos locales el beneficio económico del evento con más de 800.000€ y la totalidad de hoteles y campings del entorno completos durante las fechas. Un nuevo participante había aparecido para llenar la programación festivalera durante la última semana de Julio; fuerte golpe sobre la mesa, si señor!!

El nivel en cuanto a calidad se ha mantenido durante estos años,ya hemos avanzado que para el festival el truco está en una preocupación por la comodidad de asistentes y artistas, (esperemos que hayan caído unas cuantas paellas de bienvenida) tanto es así que para su segunda edición, la del año pasado, por sus dos escenarios alternantes pasaron referentes de la talla de La Raiz (con un concierto muy emotivo en su ciudad natal durante su gira de despedida de los escenarios), Ayax y Prok , Dubioza Kolektiv, Muchachito o Iseo&Dodosound.

La despedida de La Raiz fue impecable
Green Valley lo petó bastante fuerte

Aparte, las buenas cifras de su primera edición posibilitaron un mayor presupuesto y muchas de las mejoras en cuanto a organización que estamos seguros que mantendrán en 2019: desde un sistema de pago cahsless hasta un cambio de ubicación del camping (que cosechó un SoldOut) hacia una zona arbolada, una progamación repleta de actividades y además,un lago propio para echarse unos baños…¡a navegar!

Lo bueno así, es que permitía elegir el plan de mañaneo para los más de 4.000 piratas: mientras algunos dormían (cosa que creemos es una de las mejores recetas para sobrevivir al festival) otros hacían uso de los buses lanzadera que llevaban a la playa (un buen baño en el mediterraneo también es un remedio antiquísimo para recuperarse). Además, muchos optaban por quedarse en la laguna del camping o disfrutar de las batucadas, sesiones de yoga o las sesiones de dj que amenizaban la zona hasta la hora de inicio de los conciertos.

Así, por segunda vez consecutiva, superó todas las expectativas congregando a más de 31.000 festivaleros, “Hoy podemos decir que Pirata Rock ha venido para quedarse” afirmaba Diana Morant.

2019 pinta muy bien, este año ya suman más de una veintena de artistas de primer nivel (lo que ya viene siendo habitual), y el festi se desmarca por un carácter mucho más ecléctico que en anteriores ediciones. Destacamos la internacional Nathy Peluso así cómo artistas emergentes como Lola Indigo o Hard Gz, compartiendo cartel con propuestas más consagradas tales como el indie de La Habitación Roja o El Columpio Asesino o jóvenes promesas del estilo más urbano con Beret o Kaze.

Ya veis que tiene más de “pirata” que de “rock” y aunque muchos asistentes se debaten por una perdida de identidad, creemos que siendo tan joven aun contínua en esa primera fase de definición, sin miedo a experimentar y con un compromiso claro: seguir haciendo vibrar a cada una de las personas que hacen posible la celebración.

Esta claro que, independientemente del género, los artistas lo siguen dando todo

Como novedad, desde su organización se ha destacado la mejora de servicios para los campistas además del ya mencionado tercer escenario y, atención, un recinto con césped al más puro estilo Mad Cool. ¿Pinta bien, no?

Nosotros de seguro que no le vamos a quitar el ojo de encima, ¿y tu?