Hoy por la mañana la música ha sufrido un duro y fuerte varapalo. Tom Petty falleció ayer en su casa de Malibú, California. El rubio más importante del rock americano era ya una leyenda antes de fallecer y este suceso no hace más que engrandecerle. Apenas tenía 66 años y ha tenido una trayectoria impresionante que vamos a recordar.

Comenzó su periplo musical con The Heartbreakers, banda con la que ha estado girando hasta sus últimos días. Lanzaron un álbum homónimo con un hit imperecedero, ‘American Girl’. El de Florida era un máquina perfecta de componer temazos. En You’re Gonna Get It! incluyó la canción ‘Need to Know’.

Le siguieron otros once discos entre los que se incluyen Damn the Torpedoes, Southern Accents, Echo, o, el último, Hypnotic Eye. Todos y cada uno de ellos con singles hechos para triunfar. Cualquier recopilatorio de Petty se queda corto con la cantidad de temas de calidad que tiene.

El guitarrista también probó suerte en otros proyectos. Lanzó tres álbumes en solitario: Full Moon FeverWildflowers y Highway Companion. Pero el más exitoso fue el primero, que incluyó las canciones ‘Free Fallin’ o ‘I Want Back Down’. Aunque eso no es todo. Además, también participó en el proyecto de Traveling Wilburys, el proyecto musical que compartió Petty con Bob Dylan, George Harrison, Jeff Lynne y Roy Orbison. Publicaron dos discos: Traveling Wilburys Vol. 1  y Traveling Wilburys Vol. 3, dos joyas imprescindiblesA pesar de que solo duró un par de años pero fue una reunión única.

Tom Petty es y será siempre historia de la música. Ha tocado en la Superbowl, es miembro del Rock N’ Roll Hall of Fame y millones de álbumes vendidos. Sus temas nunca caducarán y perdurarán en la memoria de todos. Recordando su tema ‘Learning to Fly’, “I’m learning to fly, around the clouds”. Gracias Tom.