Aunque algunos todavía estén con la resaca de los festivales de este verano, la temporada de 2018 ha dado su pistoletazo de salida. Puede que el ARF haya sido el único que ha confirmado pero el resto de festis también se están moviendo. El Viña Rock puso el miércoles la venta de sus primeros abonos vía online y, como es tradición, volvió a ser una odisea conseguir una entrada de 25 euros. Veamos qué ha ocurrido.

El Viña Rock es una experiencia única. Además es el primer festival de la temporada y siempre es todo un evento. Pero la experiencia festivalera comienza mucho antes con la compra de las entradas. Año tras año es normal que haya problemas para conseguir una abono para este festival. La demanda de bonos a 25 euros es enorme, y más teniendo en cuenta que su precio final ronda los 65 euros. Si uno sabe que va a asistir al festival intenta hacer todo lo posible por conseguir ser de los primeros en comprar.

La historia no ha cambiado este año en absoluto. A las 12.00 del mediodía se pusieron a la venta los bonos y comenzó la guerra. La web oficial se sobrecargó y ni siquiera se podía acceder a ella. Salía el fatídico mensaje de:

“The server is temporarily unable to service your request due to maintenance downtime or capacity problems”.

Sin embargo también se pudo comprar los bonos por ticketea. La web estableció un sistema de turnos que bien te daban hora para el fin de los tiempos.

Algunos agraciados consiguieron pagar 25 euros por sus entradas. Otros en cambio les iba cambiando el precio de 5 en 5 hasta llegar a los 45. Las redes sociales se inundaron de comentarios sobre el sistema de compra de entradas. Había -y hay- una mezcla de gente celebrando la compra con gente maldiciendo la web. Es imposible recopilar todos pero la publicación del Facebook oficial del Viña Rock tiene más 550 comentarios.

Pero no son todo malas noticias. La organización también es fiel a sus costumbres y ha compartido el primer avance del cartel. En total han sido 30 bandas entre las que se incluyen algunas como Riot Propaganda, La Pegatina, Narco, Txarango, Medina Azahara o Green Valley. Esto solo ha sido un aperitivo, ¡todavía quedan muchas más!

foto Cartel Viña Rock

Una cosa está clara. El Viña Rock 2018 promete ser más brutal que el del año pasado. La compra de las entradas solo es una prueba para los verdaderos viñarockeros. Del 28 al 30 tenéis una cita con el mejor rock nacional. ¡Y todavía quedan entradas a la venta!