Y por fin la tercera edición del festival de Les Arts dio el viernes su pistoletazo de salida. El evento se ha convertido en uno de los más importantes del año gracias a sus carteles que mezcla artistas nacionales e internacionales. Tras el buen resultado de otros años, el escenario principal se encuentra dentro de una piscina vacía. Es innegable que es uno de los festivales urbanos con mayor estilo del país. Cada año el festival mejora y se nota.

Empezar el festival con Luis Brea y el Miedo hace vaticinar lo cargado de artistas de calidad durante los dos días. Su nuevo disco, Usted Se Encuentra, Aquí gana decibelios en directo y se agradece. El proyecto musical de The New Raemon & McEnroe salieron con ganas de comerse el escenario pero les costó más de normal por el sol y el calor de media tarde. Aún así, despertar la curiosidad de los primeros asistentes.

Mientras Varry Brava y Miss Caffeina demostraban por qué son los nuevos abanderados del indie nacional, Fuel Fandango dio una clase magistral de cómo dar un concierto. Tienen todo: temas, fans, buen rollo y, sobretodo, enganchan. Ya es hora de que su letra en los festivales sea un poco más grande.

MISS

Dura decisión con el solape de Polock y Jake Bugg. Pero el inglés es el inglés. Es una delicia ver al de Nottingham con su guitarra enfundada. Su voz al estilo Bob Dylan -con sus matices claro- dejó al público en silencio e hipnotizado. No faltaron sus temas más clásicos como ‘Lightning Bolt’ o ‘Two Fingers’.  Tras esta comunión con el joven Bugg de 23 años, León Benavente vinieron para despertar el ambiente. Su fuerza en directo es innegable y una constante. Está próximo su fin de gira así que si alguien todavía no los ha visto, es una apuesta segura.

LEON

Y llegó Fangoria. Alaska y Nacho Canut llevan mucho tiempo en el negocio y saben hacer bailar a cualquier tipo de público sea la hora que sea. Temas de ayer y hoy con alguna versión que invitaba más al baile y cantar cual karaoke masivo. El cierre de Digitalism en formato directo fue el broche de oro a una jornada muy intensa y divertida a partes iguales.

Lo peor de los festivales de dos días es eso mismo, lo cortos que son. Uno ya está empapado del espíritu festivalero y dos jornadas sabe a poco. Para comenzar con fuerza el segundo día, Nudozurdo hicieron lo mejor que saben: poner la distorsión a tope. Su post punk gana enteros cuando es de noche pero la verdad es que este trio mola a la hora que sea.

Modelo De Respuesta Polar son la eterna promesa del indie. Pese a que van poco a poco, aún les falta ese disco que les haga dar el salto de calidad. El cantautor Iván Ferreiro evoca siempre a la nostalgia con sus directos. El que fuera líder de Los Piratas mezcla temas propios y de su antigua banda como ‘Años 80’.

iVAN

Los vizcaínos WAS se encuentran de gira promocionando su disco Gau Ama por todo España y, la verdad, son una auténtica fiesta. Con La Habitación Roja se demuestra que el indie nacional tiene mucho recorrido. Es impresionante ver como la gente canta y baila la mayoría de sus temas. También algo tiene que ver que estos valencianos que jugaron en casa.

Si Jake Bugg fue el cabeza de cartel del primer día, The Vaccines ocuparon su lugar en la segunda jornada. El grupo inglés tienen un sinfín de hits que no dan ni un respiro. Estos chicos siempre dan conciertos de diez y no se les puede reprochar su actitud en el escenario. ‘Teenage Icon’, ‘Handsome’ y un larguísimo etc de temas conocidos pusieron patas arriba el Les Arts.

THE VACCINES

Para cerrar el festival, el gran concierto de La Casa Azul fue la antesala del apoteósico directo de Kakkmaddafakka. Los noruegos solos saben ir a toda caña, tanto que incluso Axel Vindenes -líder y voz- acabo sin camiseta dándolo todo. KAKKMADDAFAKKA

El buen sabor de boca tras el festival de Les Arts era palpable entre los asistentes que ya iban haciendo cábalas sobre quién iba a tocar el año que viene. Por ahora la organización ya ha dicho las fechas de 2018: 8 y 9 de junio.