Ya pasadas las Navidades parece que muchos de los festivales de la península ya van tomando forma. La mayoría tienen sus cabezas cerrados y mucha segunda línea al completo. Sin embargo hay una tónica bastante constante al cabo de estos últimos años respecto a los line up: la electrónica. Sí amigos, ese género que parecía destinado solamente a discotecas de Ibiza o a eventos multitudinarios de una solo jornada se va abriendo paso con propuestas más que interesantes.

gif festival

Echando la vista atrás, a finales de los 80 nacieron bandas como Underworld, Depeche Mode, The Chemical Brothers revolucionaron la escena musical con sonidos diferentes y a día de hoy muchos de estos son cabezas de cartel indiscutibles de cualquier evento –indie o de electrónica-. La influencia de estos dio paso gente como LCD Soundsystem, The xx, Justice o Daft Punk que copan ahora mismo la prensa musical con nuevos trabajos y son igual de admirados que agrupaciones con formaciones clásicas, es decir, guitarra, bajo y batería.

La opinión de la gente ha cambiado ya qye este tipo de electrónica bien está considerada por los indies y tienen su beneplácito para actuar en los festivales con posiciones importantes. Los principales eventos han empezado a ofrecer artistas electrónicos en los escenarios principales como Grimes, M83, Massive Attack o The Prodigy y dejando así de ser secundarios y solamente para el postfestival. Esto demuestra que los gustos de la gente se han refinado a cuanto a electrónica se refiere ya que un sábado a la noche las personas buscan buena electrónica en vez del local de moda. Al final es la demanda de los festivaleros los que indirectamente forman el cartel reflejando sus preferencias.

Pero los más puristas todavía pueden encontrar espacios concretos con artistas menos comerciales. Un ejemplo de esto pueden ser los escenarios Basoa o South Beach del Bilbao BBK Live o FIB respectivamente cuya programación se desmarca del line up habitual con electrónica de culto. Estos espacios también se benefician del auge del género dentro de los festivales y cada vez su ofertas es más potente. Estas oferta más selecta tienen más éxito que nunca y se ha convertido una preferencia para cualquier festival.

Siendo más concreto con este tipo de eventos y obviando al Sónar –Meca de la música electrónica en España- la evolución de estos es más que obvia. El Bilbao BBK Live ha sido intermitente a la hora de añadir electrónica, no ha sido hasta 2013 cuando bandas como Alt-J, 2ManyDjs o Fatboy Slim asaltaron posiciones altas en los carteles. El FIB sí ha tenido más tradición pero en 2012 colocaron a David Guetta como cabeza de cartel ante la ira de los asistentes. A día de hoy The Chemical Brothers o Disclosure son aclamados en Benicassim.

El Primavera Sound es un universo de géneros en sí mismo. Aunque no ha sido hasta estos últimos años con Aphex Twin, The xx, LCD Soundsystem o los anteriormente nombrados Alt-J cuando realmente se les ha dado el puesto de cabezas de cartel. El festival afincado en Barcelona es una apuesta segura y cada vez está más enfocado hacía la electrónica.

¿Qué puede deparar el futuro? Parece claro que los festivales van directos a un formato que englobe y sea una fusión de géneros. Con los últimos carteles en mente parece que muchos quieren crear el festival 2 en 1 (indie + electrónica) con unos resultados muy positivos. A su vez las bandas emergentes están abiertos a arreglos musicales que abrazan este género por lo que se encuentran propuestas muy interesantes. La electrónica ha desembarcado en los festival y está para quedarse.