El evento celebrado en Barcelona los días 7 y 8 de julio presentó en el día de ayer sus cinco primeros artistas que formarán parte de la edición de 2017. Los nombres son muy variopintos: Los Fabulosos Cadillacs, The Lumineers, Kase.O, Patrice y Youssou Ndour. Los grupos son la piedra angular de cualquier festival de música pero, ¿cómo puede sobrevivir -e incluso mejorar- un festival modesto como el Cruïlla en una ciudad como Barcelona en la reinan el Primavera Sound o Sónar? Allá vamos con un par de ideas de por que este evento mola tanto.

1. No hay aglomeraciones. El recinto del festival es el Parc del Fórum -al igual que el Primavera Sound- y tienen un aforo máximo de 25.000 personas para que puedan disfrutar de los conciertos sin agobios.
gift - mucha gente
2. Barcelona, que hermosa eres. La ciudad condal desprende un sensación diferente y más en verano. Opciones culturales, gastronómicas y de relax a partes iguales.
gift - toma
3. Cocktail de culturas. La oferta musical de cada rincón del mundo consigue que el resultado final sea un cartel diferente en comparación a otros eventos de la península ibérica. Reggae, rock, folk…

gift - musico

4. ¿Sin datos? Hay wifi. Desde el año pasado la organización habilitó unas zonas con conexión inalámbrica a internet gratuita para los asistentes. Un lujazo.
gift - toma!
5. Un festival sostenible. Para organizar un evento de estas características al lado del mar hay que respetar el medio ambiente y este festival se preocupa de dejar todo tal y como lo encontraron, es decir, en perfectas condiciones.

gift - ok