Tras la difícilmente superable primera jornada del Bilbao BBK Live, ayer tuvo lugar el segundo round. En esta ocasión no pudimos librarnos de un poco de lluvia aunque no entorpeció en ningún momento el evento. En total se dieron cita 40.000 personas en la jornada del viernes, es decir, sold out. Hubo muchas sopresas y vamos a hacer un pequeño repaso sobre el día de ayer. Are you ready?

Es imposible no comenzar la crónica por otra parte que no sea el concierto de The Killers. Brandon Flowers y los suyos llegaban al Bilbao BBK Live como el artista más importante de todo el cartel. Los de Las Vegas hicieron valer su posición e importancia con un show increíble. Flowers se mostró cercano al público en todo momento y con un nivel de voz que muchos artistas ya quisieran tener. Pueden tomarse la libertad de comenzar con ‘Mr. Brightside’ y encadenar un hit tras otro. No faltaron ‘Human’, ‘Somebody Told Me’ e incluso una versión de ‘Shadowplay’ de Joy Division. Terminaron por todo lo alto con ‘When You Were Young’. Sin palabras y gracias The Killers.

foto The Amazons

Volviendo al inicio de la jornada, los ingleses The Amazons demostraron por qué son uno de los emergentes más prometedores del Reino Unido. El cuarteto de melenudos insultantemente jóvenes pusieron el volumen de los altavoces a tope y reventaron los tímpanos de los asistentes -en el buen sentido- con su indie rock distorsionado. En el escenario Heineken, Explosions in the Sky dieron una clase maestra de rock alternativo instrumental. Nada más comenzar Munaf Rayani, guitarrista de la formación, saludo a la gente agradeciendo su tiempo y diciendo que su nombre era “Explosiones en el Cielo”. Escuchar temas como ‘Your Hand in Mine’ es auténtico lujazo.

foto Fleet Foxes

Descolgando un poco las guitarras eléctricas, Fleet Foxes hicieron su aparición en el escenario Bilbao como una de las bandas más importantes del cartel. Su reunión es todo un acontecimiento de la música actual y que los asistentes del Bilbao BBK Live tuvieron la oportunidad de disfrutar. Si bien es cierto que hasta que a Robin Pecknold no se le rompió una cuerda de su guitarra, el concierto estaba teniendo problemas de sonido. A partir de ese momento todo fue como la seda mezclando clásicos y temas de su nuevo Crack-Up. Mientras los de Seattle actuaban, dos cantautores actuaron con propuestas muy diferentes. La mejicana Carla Morrison puso su grano de arena en lo que se refiere a representación centroamericana. Y Jens Lekman defendió su magistral Life Will See You Now consiguiendo que los asistentes bailasen a su son.

foto Phoenix

Otro de los platos fuertes del día salió a escena tras el sueco. Sí, se trata de Phoenix. Los franceses repiten en el festival bilbaino tras su paso en 2014. Son incapaces de dar un concierto que no sea de sobresaliente. Thomas Mars y los suyos transmiten carisma y el buen humor de sus canciones. Desde el momento inicial tienen ganada la batalla con el público gracias al ritmo fiestero de sus temas y también a su buen humor siempre a favor del espectáculo. Su repertorio fue una mezcla de su trabajo Ti Amo con super clásico como ‘Lisztomania’. La puesta en escena era muy espectacular gracias a las pantalla del suelo que se reflejaban en el espejo de la espalda de los franceses. Directo cuidado, grandes canciones, motivados… ¿Qué más se puede pedir a Phoenix?

foto Royal Blood

Una vez finalizado The Killers, muchos asistentes cayeron en el error de marcharse. Sin embargo el resto -que no eran pocos- se acercaron al concierto del dúo Royal Blood. Los de Worthing, con un bajo y batería, no tienen nada que envidiar a grandes formaciones con guitarras y teclados. Estos chicos no tienen complejos y salen siempre a comerse el escenario. Mike Kerr maltrata el bajo como si fuese una guitarra y en otras ocasiones toca con el virtuosismo digno de los mejores. Los nuevos temas suenan más flojos que los de su debut. Los momentos álgidos del bolo se dieron en ‘Come on Over’ y en el cierre con ‘Out of the Black’. Mientras Trentemoller hacía de las suyas en el escenario princial, Los Punsetes con sus irónicas letras y ritmos post punk hicieron bailar a una carpa llena de gente.

Aún quedan para la jornada del sábada. Estará protagonizada por Brian Wilson, Primal Scream, Die Antwoord, Two Door Cinema Club y muchos más. ¿Te lo vas a perder?