El festival de música electrónica más importante de España y del mundo, ha finalizado por todo lo alto. Ha batido su récord histórico de asistencia con 123.000 personas: 61.000 por el día y 62.000 por la noche. Sin duda el Sónar demuestra que es uno de los mejores eventos y ahora vamos a ver por qué.

La islandesa Björk fue la encargada de abrir el festival con un dj set especial. Apareció con un mono bordado blanco con el que era casi imposible distinguir a la artista. Sus cuatro horas de actuación fueron entre R&B, World Music y el dance. Hubo para todos los gustos.

El jueves se presentó como una de las jornadas con más grupos interesantes sin tener un cabeza de cartel como tal. Princess Nokia fue la primer actuación de renombre del día. Con un calor abrasador la afro-nuyorriqueña se hizo con el público. Más tarde en el mismo escenario, D∆WN salió con unos bailarines para complementar sus temas R&B.

foto DAWN

Prins Thomas consiguió convertir su show en una macrofiesta disco con temas de ayer y hoy. HVOB dio un gran concierto con su propuesta de pop electrónico pero sin duda el triunfador del día fue Arca. El venezolano se dedicó a pasearse con un látigo durante todo su actuación mientras cantaba.

La primera parada del viernes fue Roosvelt con su electropop. Sin embargo más bandas interesantes iban a ir llegando. Evian Christ o Kinder Malo & Pimp Flaco ofrecieron propuestas totalmente diferentes pero igual de entretenidas. DJ Shadow fue el primer gran nombre del Sónar de Noche y celebró sus 20 años en el mundo musical con un gran concierto. Mientras Anderson Paak se comió el escenario y se postula como nuevo referente la música negra.

foto Anderson Paak

Moderat son unos habituales en el Sónar pero cada vez que vuelven lo hacen un poco mejor. Los alemanes, oscuros como solo ellos saben, merecerían estar un año si al otro también en Barcelona. A Nicolas Jaar le faltó un poco de sonido pero la sesión de Jacques Greene fue una fiesta desde el minuto 1.

Hace unos años eran muy difíciles de ver, pero parece que Soulwax se han puesto las pilas con sus fans y no paran. Llevan dos años de gira pero los belgas simplemente arrasan. Presentaron su disco From Dewee con una mezcla de guitarras impresionante. Son siempre imprescindibles.

foto Soulwax

Durante el el Sónar de Día del sábado, Joe Goddard, miembro de Hot Chip, se encargó de amenizar la tarde con sus temas. Animic, C. Tangana y Sohn fueros las actuaciones más notables en las sesiones diurnas del Sónar. Nuevamente las mejores actuaciones iban a estar en el Sonar de Noche.

Fat Freddy’s Drop y Clara 3000 revolucionaron a los asistentes, se notaba en el ambiente que iba a ser una noche grandiosa. El dúo francés Justice hicieron su aparición como cabezas de cartel, todo estaba listo para la fiesta. Desde su primer tema el Sónar se convirtió en una pista de baile total. Sus canciones como ‘D.A.N.C.E’. o ‘Alakazam!’ sonaron exquisitas y su show fue espectacular.

foto Justice

El cierre del Sónar estuvo a cargo de Eric Prydz, Marco Carola y Vitalic. Especial mención a la sesión que dio The Black Madonna que, en unos años, se puede convertir una de las referencias mundiales de la electrónica… Si no lo es ya.